Nueva normalidad: una vía de doble sentido

Superado el estado de alarma y llegados a la “nueva normalidad” debemos encontrar el punto de equilibrio entre la precipitación y la inacción, que es tanto como conciliar la salud pública con la necesidad de trabajar para vivir.