Carta abierta a Francisco Marhuenda, director del diario La Razón

Una vez más estamos ante esa idea tramposa y clasista de la derecha que considera que si eres de izquierdas, progresista, no puedes (o debes) acceder a ciertos productos o servicios (y si lo haces, que sean de saldo, a granel, de oferta, de marca blanca o, directamente, del mercadillo de tu pueblo).