Opinión

Se nos acaba el tiempo (y la paciencia)

No podemos seguir siendo jóvenes y precarios hasta los 35. Los modelos de inserción laboral para este segmento de la sociedad han fracasado. Desde FeSMC-UGT reclamamos un verdadero pacto social para sacar de la exclusión a las personas jóvenes de este país que se empeña en construir el futuro desde una gerontocracia (justo al revés de lo que dicta la evolución natural de las cosas).

Por la dignidad de los trabajadores y trabajadoras del mar

Y de las empresas multiservicios, ¿se acuerda alguien?

Esenciales

Falsear la dramática realidad de la violencia de género es infame

Nueva normalidad: una vía de doble sentido

¿Distanciamiento social a los sindicatos? Así, no

Teletrabajo: ¿para quiénes?

Trabajadoras y trabajadores esenciales y discriminados

Cargando