Las asociaciones PATE y AECine tumban la actualización salarial en el convenio colectivo de actores y actrices

La patronales mayoritarias PATE y AECine han tumbado esta mañana la actualización salarial en el convenio colectivo de Actores y Actrices, lo que supone un aplazamiento más, de manera torticera, al incremento salarial en 2024 conforme a la subida del IPC, establecida en un 3,1%.

En una nueva reunión en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), celebrada hoy, 13 de mayo, los sindicatos Unión de Actores y Actrices, Conarte, CCOO y UGT se han reunido con las asociaciones empresariales del sector audiovisual (cine, televisión y publicidad), en un segundo encuentro que prorrogaba la negociación iniciada el pasado 29 de abril, y que quedó en suspenso tras la última propuesta realizada por los mediadores del SIMA.

Dicha propuesta establecía la subida del IPC para el año 2024 -un 3,1%- y un límite para incrementos salariales en años venideros entre el 1% y el 3,85%, que se deberían abonar en las nóminas del mes siguiente a la publicación del IPC.

En la reunión de hoy, las asociaciones empresariales PIAF, PROA, PROFILM y APCP se han sumado al acuerdo, pero al no disponer de mayoría suficiente este ha sido rechazado. Las dos patronales mayoritarias, PATE y AECine, que agrupan a la mayoría de las empresas españolas que producen para las grandes plataformas, han mantenido la posición de bloqueo y boicot a la subida del IPC del año pasado.

Esta incomprensible posición tiene como efecto inmediato la congelación de los salarios más bajos, los de aquellas personas trabajadoras que cobran por convenio, y es tomada por las empresas con mayor facturación y que más ayudas públicas reciben.

El segundo efecto inmediato de esta injustificada decisión es el bloqueo de la negociación del IV Convenio del sector, un convenio que debería afrontar los cambios producidos en el cine, la televisión y la publicidad de los últimos 10 años y permitir poner a nuestro país en la vanguardia de la producción, una oportunidad que dejan caer de manera completamente irresponsable.
Las productoras, una vez más, parecen olvidar que el éxito que acompaña sus producciones solo es posible con el talento y el esfuerzo de los cientos de personas trabajadoras, técnicas y artísticas, que hacen realidad las series y películas que año tras año triunfan en cines, plataformas y festivales.

Por todo ello, de manera inmediata, la parte social en conjunto prepara los siguientes pasos para el conflicto colectivo. Ante el resultado decepcionante de las negociaciones y con la mente puesta en futuras acciones, hacemos un llamamiento a nuestra afiliación para que secunde las posibles movilizaciones que podamos acordar las próximas semanas.