El personal ferroviario en Catalunya enfrenta una situación insostenible

En respuesta a los recientes actos vandálicos que han afectado gravemente la red de Rodalies de Catalunya, el Sector Ferroviari de la UGT de Catalunya quiere expresar su profunda preocupación y denunciar la insostenible situación que enfrenta el personal ferroviario en el territorio.

Los datos proporcionados por el propio Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible revelan una realidad alarmante que hemos venido denunciando reiteradamente: Catalunya concentra más del 50% de las incidencias ferroviarias por actos vandálicos en toda España. Incidentes, daños intencionados a las instalaciones, delitos contra las personas, robos, apedreamiento de trenes, grafitis, obstáculos en las vías… estos hechos no solo causan graves perjuicios económicos y atentan contra el derecho a la movilidad de las personas usuarias, sino que también ponen en riesgo la seguridad y la integridad física, psíquica y moral de los trabajadores y trabajadoras del sector.

Es inadmisible que el personal ferroviario se vea obligado a enfrentarse diariamente a situaciones de peligro debido a la falta de atención y de medidas preventivas por parte de las autoridades pertinentes. Exigimos a las empresas y a los Gobiernos, tanto Central como Autonómico, que asuman su responsabilidad y tomen medidas efectivas para garantizar la seguridad en los lugares de trabajo.

Esta preocupante cantidad de incidentes está estrechamente ligada a la escasez de personal en las plantillas ferroviarias, una realidad que hemos denunciado y peleado en múltiples ocasiones y formatos, la última de ellas a través de la reciente convocatoria de huelga del pasado 15 de marzo de 2024. La falta de recursos humanos adecuados agrava la situación, impidiendo que se proporcione el servicio de calidad que merece la ciudadanía que depende diariamente del transporte público.

Además, hacemos un llamamiento urgente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Catalunya, especialmente a las Unidades Ferroviarias de los Mossos de Esquadra, para que intensifiquen de manera decidida la vigilancia en todas las estaciones y trenes de Rodalies para prevenir los delitos. Es fundamental que estos cuerpos empaticen con las situaciones de riesgo físico y psíquico que enfrenta diariamente el personal ferroviario y actúen en consecuencia para prevenir futuros actos vandálicos.

Desde UGT queremos destacar y poner en valor la dedicación, el compromiso y la gran profesionalidad de todo el colectivo ferroviario de Catalunya que, incluso en estas difíciles circunstancias, realiza su trabajo con la máxima diligencia para tratar de proporcionar el mejor servicio posible.

UGT seguirá luchando para proteger los derechos y la seguridad de todos los trabajadores y trabajadoras del sector ferroviario, instando a todos los estamentos implicados a solidarizarse con nuestra causa y tomar medidas concretas que pongan fin a esta situación de riesgo e inseguridad.

Es hora de que se tomen acciones urgentes, contundentes y efectivas para proteger a quienes aseguran el funcionamiento de un servicio público esencial para la movilidad de millones de personas. La seguridad del personal ferroviario en Catalunya no puede seguir siendo ignorada ni comprometida.