La APR no está dispuesta a debatir sobre la retribución del personal

El pasado lunes 18 de marzo se reunió la mesa de negociación del convenio, para “seguir avanzando” en llegar a conseguir un acuerdo para tener un convenio que debería ser sensible a las inquietudes del personal y a las necesidades de la institución registral.

Lo cierto es que, salvo concretar algunos aspectos que se refieren únicamente a la adaptación a la legislación vigente, el desarrollo de la negociación está siendo bastante escaso. Parece aceptado por todas las partes, que los artículos relativos a la conciliación de la vida familiar y laboral que recoja el futuro convenio tienen que adaptarse necesariamente a los permisos actualmente recogidos en el Estatuto de los Trabajadores; del mismo modo, se prevé una disposición adicional para una previsible reducción de jornada derivada de lo que pueda acordar el Gobierno sobre esta materia, lo que anticipa que el convenio estará a lo que legalmente haya que cumplirse.

Pero lo más relevante de las últimas reuniones, es que se ha ido clarificando el escenario: la APR ha manifestado que NO está dispuesta a debatir sobre la retribución del personal y los porcentajes de participación, e incluso amenazan con estar en disposición de levantarse de la mesa, prácticamente, con tan siquiera pretender tratarlo. La Asociación ha manifestado, desde el principio, que se siente cómoda con el convenio actual y que no pretende modificarlo más allá de lo que legalmente sea necesario, lo que augura que cualquier avance para la parte social será complicado, más aún con la aparente ”complacencia” del sindicato mayoritario.

El único aspecto que la APR estaría dispuesta a incluir en el convenio, sería llegar a incorporar al personal Especialista (Grupo III) al sistema de participación, reconociéndole derechos de promoción profesional, integrándole de pleno derecho en el sistema porcentual y eliminando los actuales límites salariales.

Desde UGT pretendemos un sistema de categorías y niveles que se ajuste a la realidad profesional y  las necesidades de los registros (nuevas tecnologías, nuevas funciones adaptadas a la complejidad legislativa y administrativa,…) y queremos hacerlo en su CONJUNTO, con una nueva definición que se corresponda con la realidad funcional de todos los grupos profesionales, analizando el sistema de promoción, la clasificación y el sistema retributivo, pero somos contrarios a que su debate se centre EXCLUSIVAMENTE en el Grupo III donde la patronal ha mostrado especial interés y sin más detalle que la inminente digitalización de los registros. Esta inminente transformación, genera incertidumbre e inseguridad entre el personal de los registros, y las pretensiones parciales de la patronal no ayudan.

Por último, la próxima reunión está fijada para el 8 de abril. SEGUIREMOS INFORMANDO.