«Es vergonzoso que Banco Santander, con más de 7.300 millones de beneficio, esté racaneando un incremento salarial»

Los secretarios generales de UGT y de FeSMC-UGT, Pepe Álvarez y Antonio Oviedo, han liderado una protesta ante la sede del Banco Santander, en Madrid, para exigir que la entidad cumpla con la subida salarial pactada para el año 2023 por la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras a causa de la inflación.

En la tarde de hoy, delegados y delegadas de UGT en Banco Santander se han concentrado en una de las principales sedes de la entidad, en Madrid, para reclamar el incremento salarial del 4,5% pactado en el «acuerdo de modificación del convenio colectivo» sectorial entre la AEB (Asociación Española de Banca), UGT, CCOO y FINE, y que el Santander se niega a aplicar a una parte considerable de sus trabajadores y trabajadoras, optando por la absorción o compensación a través de los complementos voluntarios.

Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, presente en la concentración, ha denunciado que «el Banco Santander encarna la posición más dura y reaccionaria del empresariado español contra el reparto de los beneficios». Ha recordado, además, que «estamos ante uno de los sectores con más beneficios, que viene de una reconversión brutal y que recibió una inyección de dinero público» en los años de la crisis económica de 2008.

Por su parte, Antonio Oviedo, Secretario General de la federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC-UGT), ha señalado la «falta de escrúpulos de los directivos y directivas del Santander para incumplir con los acuerdos», en referencia a la subida salarial pactada entre patronal y sindicatos para el sector financiero, como respuesta al contexto inflacionario que arrastramos desde hace un año y que está impactando de lleno sobre el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras de este país.

«Es vergonzoso que una entidad como el Santander, que ganó más de 7.300 millones de euros en los 9 primeros meses de 2022, esté racaneando una subida salarial a sus trabajadoras y trabajadores», ha denunciado Oviedo ante la sede de la entidad. Además, el Secretario General de FeSMC-UGT ha recordado que los directivos del Santander «no han tenido problema en repartir beneficios entre sus accionistas, pero no así entre sus trabajadores y trabajadoras» mediante un incremento salarial que otros grandes bancos del país ya están aplicando a la totalidad de sus plantillas.

Pepe Álvarez, Sº Gral de UGT