UGT y CCOO advierten que el Acuerdo Estatal de la Hostelería se encuentra ante un “ser o no ser” por la actitud patronal

El pasado 19 de octubre se inició la negociación formal para la renovación del Acuerdo Estatal de la Hostelería (ALEH). Tanto en esa primera reunión como en la celebrada el pasado miércoles 2 de noviembre, desde UGT y CCOO “se ha hecho una apuesta por un ALEH con contenidos y con futuro, lo que pasa por abordar ejes sectoriales estratégicos (contratación, regulación fijo discontinuo, formación, externalizaciones), además de servir como impulso para una negociación colectiva provincial que revierta en los salarios de las plantillas de la Hostelería la recuperación de actividad y beneficios”.

Las prioridades que se han situado desde CCOO y UGT han sido las siguientes:

Contratación: Regular en el ALEH para el conjunto de la Hostelería, respetando las mejores regulaciones existentes o que puedan pactarse en los convenios provinciales, las modalidades de contrato formativo, circunstancias de la producción y, muy especialmente, fijo discontinuo.

Subcontratación/externalizaciones: En base a lo establecido en el art. 42.6 ET, garantizar para todo el ámbito del ALEH la aplicación de la integridad del convenio colectivo provincial de Hostelería en caso de externalización de actividades, así como la subrogación por cambio de contratas.

Formación: Impulso desde el ALEH a estrategias ambiciosas de formación, recualificación y reconocimiento de la profesionalidad de las plantillas de la Hostelería, con participación sindical, como vector clave de mejora de la empleabilidad.

– Desde el reforzamiento del carácter marco del ALEH, impulso de la negociación colectiva provincial, revirtiendo en las plantillas incrementos salariales acordes con el entorno inflacionista, la recuperación de actividad y los beneficios empresariales.

Desde UGT y CCOO se emplaza a las patronales CEHAT y CEHE “para que se comprometan de forma efectiva para abordar contenidos y consensos de calado en torno a estas materias, advirtiéndoles que el ALEH se enfrenta a un “ser o no ser”: seguir avanzando como instrumento sectorial y refuerzo de la estructura de la negociación colectiva territorial, o estancarse para acabar diluyéndose, por la falta de voluntad o de consensos internos empresariales”.

CCOO y UGT anuncian igualmente que “van a iniciar acciones para el cumplimiento de la legislación en materia de parcialidad del contrato fijo discontinuo y de la aplicación del convenio en caso de externalización”, desde la consideración que desde la aprobación de la Reforma laboral hace casi un año ha fracasado el proceso de diálogo en el ámbito del ALEH para la adaptación de contenidos, “a pesar de nuestros múltiples intentos”.