UGT va a iniciar una campaña de denuncias ante la Inspección de Trabajo a las empresas que incumplan el convenio del comercio de Guadalajara

El convenio del comercio en Guadalajara, que afecta a unos 8.000 trabajadores y trabajadoras de la provincia, lleva cuatro años sin renovarse por falta de acuerdo entre las partes.

El responsable del sector de comercio de FeSMC-UGT de Castilla-La Mancha, José Manuel Barquero, asegura que están cansados de la falta de responsabilidad de CEOE-CEPYME y sus empresas asociadas,  y es que este convenio concluyó su vigencia el pasado 31 de diciembre de 2018.

“Desde entonces han pasado cuatro años, donde las personas trabajadoras del sector no han visto revalorizados sus salarios. Cuatro años donde la cesta de la compra, la factura de la luz, los combustibles, y absolutamente todo ha subido su precio exponencialmente.

Recordemos, además, que nuestra región es la más inflacionista de toda España. Y al final esta situación la pagan los trabajadores y trabajadoras”.

Desde el sector de comercio de FeSMC-UGT de Castilla-La Mancha, advierten de que no van a permitir ni una tomadura de pelo de esta patronal, y que no van a seguir otros cuatro años con el convenio secuestrado. Por tanto, a partir de octubre de 2022, iniciarán una campaña de denuncias ante la inspección de trabajo, a todas aquellas empresas que incumplan el actual texto del convenio.

CEOE-CEPYE y sus empresas asociadas del sector comercio de Guadalajara, interpretan el texto del actual convenio como les viene en gana y por tanto no cumplen con el convenio, a pesar de que existen hasta tres sentencias que dan la razón a UGT , una del Juzgado de Guadalajara, otra del TSJ de Castilla-La Mancha, y otra del Tribunal Supremo. Las tres ratifican que el sindicato está en lo cierto y que las personas trabajadoras tienen derecho a que se respeten sus actuales condiciones del convenio.

Pero tal y como explica Barquero, «la patronal mantiene secuestrado el convenio deliberadamente y así pretende seguir manteniéndolo, con el único objetivo de que las trabajadoras y trabajadores de comercio de Guadalajara no tengan revalorización alguna de sus salarios».

“En la mesa de negociación, a los sindicatos, nos duele la cabeza de escuchar a la patronal decir, que este convenio es muy caro e inasumible para las empresas del sector comercio. Y que por tanto hay que rebajar las condiciones económicas”.

Y que “Cabe resaltar, que la mesa de negociación esta monopolizada en su totalidad por empresas de supermercados, las cuales durante los dos años de pandemia por el COVID han multiplicado en cantidades indecentes sus ingresos y beneficios económicos. Aun así, tales son sus ansias por abaratar los costes empresariales, que no cumplen ni siquiera con lo regulado en el actual convenio, y que en una vuelta de tuerca más, ahora pretenden eliminar determinados artículos del mismo a coste cero para sus bolsillos, y que ese recorte económico sea sufragado únicamente por las personas trabajadoras”.