Los trabajadores y trabajadoras de las empresas de servicios de prevención exigen un nuevo convenio

Delegados y delegadas del sector de servicios de prevención ajenos de UGT y CCOO se han concentrado hoy, 17 de junio, a las puertas de la empresa Aspy Prevención, en Madrid. Pero esta protesta ha sido de ámbito estatal, con concentraciones en otras ciudades como Barcelona, Valencia, Badajoz y A Coruña.

La situación de los trabajadores de las empresas de servicios de prevención ajenos es insostenible. Hablamos de 20.000 profesionales que llevan tres años con su convenio bloqueado, lo que se traduce en un empobrecimiento sistemático de sus plantillas (acentuada por la deriva inflacionista de la economía nacional) mientras el Sector bate récord de beneficios, lo que sumado a unas cargas de trabajo que son cada vez más excesivas, perjudican a un Sector que es clave en el modelo de la Prevención de Riesgos Laborales de nuestro país.

La asociaciones empresariales ASPREN, ASPA y ANEPA -representantes mayoritarias en el sector- se han propuesto, de manera consciente, boicotear la negociación colectiva e impedir una adecuación de las condiciones de trabajo, especialmente las salariales, a un contexto como el actual, caracterizado por una inflación de precios disparada que está empobreciendo a los trabajadores y las trabajadoras, que demandan, necesariamente, una mejora de sus sueldos para poder hacer frente al elevado coste la vida. Además, hay que añadir que en los dos últimos años estas empresas han multiplicado sus beneficios obteniendo resultados económicos récord a causa de todas las evaluaciones y pruebas que han realizado por la pandemia del Covid-19.

Si la situación descrita es de carácter general para la mayoría de trabajadores de este país, hay que precisar que en el caso de los profesionales de este sector -junto a otros como consultoría, TIC y contact center- la situación se agrava, pues llevan años sometidos a condiciones laborales y salariales muy precarias, sumado a la extenuante dificultad de negociar con unas patronales que no creen en las relaciones laborales y que entienden la competitividad de sus empresas a costa del empobrecimiento de sus trabajadores y trabajadoras.

El Sector Servicios está sometido a importantes tensiones provocadas por una manera decimonónica de entender las relaciones laborales. Los servicios de prevención ajenos son un ejemplo más de esta situación que debe ser vista como una anomalía en nuestro sistema laboral y de actividad productiva.