La crisis sanitaria ha destruido cinco veces más empleo en los Servicios que en el resto de sectores

La precariedad laboral se ha disparado en España impulsada por la pandemia mundial del Covid-19. El Macro Sector Servicios es el sector que más ha sufrido dicha precariedad. El desempleo ha incrementado, pero donde más ha incrementado ha sido en las contrataciones parciales, llegando hasta el 21,9% de empleos parciales destruidos. Cuando hablamos de mujeres y jóvenes, posiciones más débiles en el mercado de trabajo, la precariedad que sufren aumenta.

Desde que comenzase la crisis sanitaria la economía española, y mundial, también se ha visto afectada por el clima de crisis social y económica. Bien es cierto que el empleo indefinido ha aumentado en un 1,2%, pero el empleo temporal ha descendido en un 9,5%.

A partir del análisis realizado en el estudio de FeSMC-UGT “La zona 0 de la precariedad en España”, en el macrosector Servicios el aumento del empleo indefinido ha sido menor, pero el desempleo temporal se ha disparado llegando al 21,9%. La hostelería y el turismo han perdido quince veces más empleos que cualquier otro sector en el país. Dichos sectores son las bases del empleo en nuestro modelo productivo, y a la vez los más castigados.

La temporalidad afecta más a mujeres y jóvenes

La temporalidad en el empleo ha afectado a todo el mundo, por ejemplo en la hostelería y el turismo un tercio de los empleos es temporal, con una duración media de cuatro meses. En otros sectores como el comercio y los transportes esta temporalidad también se ha visto incrementada. Pero si ya hablamos de grupos más vulnerables, dicha temporalidad se ha visto aún más disparada. Tras reducirse la tasa de temporalidad entre hombres y mujeres de un 5,6% a un 1,5% desde 2010 hasta 2016, en 2021 se ha vuelto a incrementar hasta un 3,5%. Como consecuencia resulta más difícil aumentar el empleo femenino total. Cuando hablamos de los jóvenes la diferencia es aun mayor. En la actualidad el 35,4% de los jóvenes menores de 35 años que tienen empleo lo tienen de manera temporal.

El macrosector Servicios es el que más contratos temporales tiene, pues de cada 100 contratos 70 le pertenecen a ese sector. En España desde 2010 hasta 2021 ha aumentado en un 10,7%. En la actualidad casi dos millones de los trabajadores del sector servicios lo hacen de manera temporal.

Las horas laborales también se ven reducidas

La situación vivida por la pandemia también ha afectado en la reducción de las horas de trabajo. Las empresas han contrarrestado la falta de personal y la no contratación de más trabajadores y trabajadoras aumentado con horas extra la jornada laboral de la plantilla. A esta saturación de horas se le suma que en muchas ocasiones estas no son pagadas a los trabajadores y trabajadoras. Desde 2013 estas horas extras no pagadas se veían cada vez más reducidas, pero desde 2019 están aumentando en contra de los derechos de los trabajadores.

Además, desde 2019 está variando los motivos de las ausencias en el trabajo. Hasta 2019 los principales motivos de las ausencias eran enfermedad, accidente o incapacidad. Ahora está aumentando las “ausencias” debido a expedientes de regulación de empleo, que ya suponen el 28,7% de las ausencias en el empleo. Un asunto este de las “ausencias” vinculadas a ERTEs: que merece un análisis colateral (ver artículo reseñado abajo).

 

Utilizar el “absentismo” para confundir al personal y estigmatizar a las personas trabajadoras