Una década perdida para mejorar las condiciones laborales del servicio doméstico

Hay que limitar sus tareas y el valor de las mismas

El próximo 16 de junio se cumplen diez años desde la adopción del Convenio 189 de la OIT sobre trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores del servicio doméstico. La responsable del Área Confederal de Migraciones de UGT, Ana Maria Corral Juan, en el acto organizado por la Unversidad Carlos III, Sedoac y AESPD, en torno a la relación entre el Convenio y los Objetivos de Desarrollo Sostenible,  destacó la relación entre la migración y el trabajo doméstico, ocupados por mujeres o por personas migrantes

Representan -añadió- la suma de las formas más graves de explotación (el trabajo forzoso, la trata de seres humanos), el trabajo no declarado y la precariedad de condiciones de empleo en el trabajo regular, que  pueden llegar a superar al empleo decente.

“Desgraciadamente se cumplen también 10 años desde el proceso de Dialogo Social que dio lugar a la actual regulación en materia laboral y de seguridad social del servicio del hogar familiar”, ha destacado Ana María Corral. “Desgraciadamente porque no estaba previsto que ninguna de las dos normas llegase a durar diez años. Ambas estaban concebidas para ser modificadas, en un continuo avance hacia la equiparación de derechos”.

En esta década no se ha logrado -añadió- “sin duda porque es un trabajo de mujeres y de mujeres migrantes. Pero en este intervalo, la relación laboral especial del servicio del hogar familiar, que en el caso de los cuidados a la familia, no se refería a cuidados profesionalizados, se está utilizando para ofertar y demandar empleos cualificados sociosanitarios y sanitarios”.

En el curso del Diálogo Social en torno a las plataformas digitales “nuestra intención era abordar todas las plataformas que hacen un uso indebido de la figura de los trabajadores autónomos, las de cuidados, eran una de ellas”.

Ana María Corral insistió en la importancia de limitar las tareas pueden realizarse en el marco de esta relación laboral y hay que determinar el valor que tienen cada una de estas tareas, al mismo tiempo que hay que llevar los cuidados profesionalizados al ámbito al que pertenecen, el de las prestaciones públicas.