UGT no comparte la autorización de un ERTE a Multianau

La Administración de Trabajo de Zaragoza, autoriza un ERTE por fuerza mayor a la empresa Multianau sentando un mal precedente.

La empresa Multianau, concesionaria del servicio de Limpieza y mantenimiento de los centros de convivencia de personas mayores de la ciudad de Zaragoza, instó ante la Administración un Expediente de Regulación Temporal de Empleo para suspender contratos de trabajo y reducir la jornada de sus 75 trabajadoras.

Desde el inicio del Estado de Alarma en marzo de 2020 el Ayuntamiento de Zaragoza suspendió la actividad y procedió al cierre de los centros de convivencia de personas mayores, centros que en la actualidad permanecen sin actividad y sin usuarios.

El artículo 34 del Real Decreto- Ley 8/2020 permitió que las empresas contratistas de las administraciones públicas que vieran imposibilitada la prestación de servicios como consecuencia del Estado de Alarma, instaran la suspensión de los contratos, estableciendo que los contratistas pudieran solicitar ser indemnizadas por las administraciones públicas y evitar llevar a las plantillas a ERTE’s.

En este caso, tanto la empresa Multianau como el Ayuntamiento de Zaragoza, han provocado que las trabajadoras vayan al desempleo y consuman unas prestaciones que, ni deberían consumir, ni los recursos públicos para el desempleo tener que abonar. La responsabilidad de la empresa es exigir al Ayuntamiento de Zaragoza que cumpla con sus obligaciones en materia de contratación pública, llegando a los tribunales si hubiera motivo, y la del Ayuntamiento de Zaragoza resarcir a Multianau, si procediera, por los servicios que ésta última no ha podido ni prestar ni facturar.

Las trabajadoras, en este caso, ya están sufriendo las consecuencias de una mala praxis por parte de la empresa y el Ayuntamiento de Zaragoza.

Asimismo, UGT ni entiende ni comparte que la Subdirección Provincial de Trabajo haya validado la fuerza mayor alegada la empresa Multianau y, en consecuencia, haya autorizado a la empresa ejecutar un ERTE. Se abre un controvertido precedente, ya que la Autoridad Laboral entiende como justificado que un contratista público, al que se le presupone capacidad económico-financiera suficiente para soportar impagos coyunturales o retraso en el cobro de las facturas emitidas pueda ejecutar medidas de regulación de empleo, y que estas puedan ser incluso avaladas administrativamente.

UGT insta al Ayuntamiento de Zaragoza a que reabra de inmediato los centros de convivencia de personas mayores, con las medidas y limitaciones que se exijan para estos casos, y a la empresa Multianau a dejar sin efecto el expediente de regulación temporal de empleo. Asimismo, los servicios jurídicos de UGT estudian la impugnación de la decisión administrativa de autorizar a la empresa la ejecución del ERTE por fuerza mayor.