Opinión

Afra Blanco | Responsable del Dpto. de Comunicación de FeSMC-UGT

Afra Blanco | Responsable del Dpto. de Comunicación de FeSMC-UGT

Emitiendo desde el 43º Congreso de UGT (blog)

¿Cómo plasmar en unos párrafos cuatro intensos días?, ¿cómo plasmar cinco años? (21 de mayo de 2021)

Cinco años de lucha feroz. De conquistas, de nuevos retos. Cómo plasmar en una fría pantalla de ordenador la emoción, la esperanza y el esfuerzo que se respiraba en el ambiente del Palacio de Congresos de Valencia.

En un momento y en unas circunstancias como las actuales, se podía pensar que este iba a ser un Congreso triste, alicaído, pobre en el debate, necio en sus reclamaciones (…) Y, seguramente, en cualquier otra organización habría sido así.

Pero no señores y señoras, en ésta no ha sido así. Somos la Unión General de Trabajadores. Y aquí no se bajan los brazos. La UGT no agacha la cabeza, no deja de luchar. La UGT no se puede permitir un segundo de lamento porque cada lamento en boca del trabajador/a solo tiene una respuesta; el delegado y la delegada de esta organización. Es demasiada la responsabilidad, mucha la implicación y el desgaste para ampliar derechos, en defender a las personas trabajadoras de este país.

Esto es, ni más ni menos, lo que se ha vivido en Valencia. No entendemos la vida de otra manera si no es construyendo un futuro mejor para toda nuestra sociedad.

En el mundo de la cultura del individualismo, UGT es el guión de Goscinny y el lápiz de Uderzo. “Toda la Galia está ocupada por los Romanos… ¿Toda? ¡No! Porque un pequeño pueblo de irreductibles galos todavía resiste al invasor”. Y nuestro brebaje son las voces que se alzan, las voces que señalan injusticias, las voces valientes, las voces justas, las voces igualitarias, las voces humildes que hacen temblar los cimientos de las instituciones empresariales y políticas.

Y, como las palabras, palabras son… vamos al meollo: ¿Qué hemos hecho?

Pues bien, hemos dicho alto y claro a los que gobiernan en este país que hay que DEROGAR la Reforma Laboral del Partido Popular:  ¡Pero ya! Derogar la Reforma de las Pensiones. Derogar la tasa de desindexación. Que hay que diseñar un nuevo contrato social y un nuevo contrato medioambiental. Y que no, no vamos a dar un paso atrás y que no tenemos tiempo para seguir esperando las migajas que nos deja el sistema. Nuestra postura queda afincada palabra tras palabra, voto tras voto; es inamovible.

No es baladí, os insto a realizar un ejercicio; imaginaos con las más altas instituciones de esta tierra y alzad la voz. Valentía seguro que no falta. Y hablar frente a un atril rodeados por grandes líderes y lideresas sindicales, y por ministros, ministras, presidentes, directores, directoras… ¿No os temblaría la voz? ¿No titubearíais? … Porque aquí, en Valencia, nadie ha titubeado; nadie de los nuestros, claro está. Y sobra decir que los nuestros son los y las de la UGT.

¿Sabéis algo? Si tal firmeza se plasmó ante tantas miradas expectantes, qué no diremos en las mesas de diálogo social, qué diremos a la patronal. Qué no se les dirá a aquellos que gobiernan que a veces, sólo a veces, se acuerdan de los trabajadores y trabajadoras. Y a las otras, lo hacen de más, de Don IBEX 35.

Sinceramente hoy creo que no, en UGT no nos dejamos nada en el tintero. Cuando digo nada, es nada.

Hemos demostrado que la UGT es inclusiva, inclusiva para TODAS Y TODOS. Sin distinción. También que con la vida no se puede comercializar, que una mujer no es una fábrica de niños. Que no se puede seguir consintiendo que sea legal que existan vientres de alquiler, hablemos de la tierra que hablemos, pues a recordar y no olvidar que el sindicalismo de la UGT es internacionalista.

Tampoco se pueden usar migrantes para presiones políticas entre países, y mucho menos entre partidos. Las personas no somos armas arrojadizas, y no se puede permitir que lo sigamos siendo.

Llegado el momento, conocemos la apabullante aclamación que nuestro Secretario General Confederal recibe a 5 años de ideas, donde otros no las tienen.

De acuerdos donde otra gente, sin ningún oficio y solo por el beneficio personal, no negocia.

Y de consenso; el de la unión. Unión dentro de la Unión: progreso y construcción. Eso es lo que ha plasmado su reelección con un 86% de apoyo para Pepe Álvarez, nuestro Secretario General.

Salimos reforzadas y reforzados de este Congreso, con las pilas cargadas para seguir luchando.

En un año de pandemia tomamos la iniciativa, nos echamos el país a la espalda. Y lideramos, seguimos liderando mediante la alhaja más preciada que tiene nuestra sociedad: la capacidad de escucha, la sensibilidad del todo, el conocimiento (…) la negociación; una red para intentar que nadie se quedara, ni quede atrás.

Orgullosa de nuestro pasado y empoderada como ugetista por nuestro futuro me despido. Siento que Valencia ha demostrado ser la Casa del Pueblo. Hoy toca seguir la línea que dibuja nuestra centenaria red ferroviaria. Toca despedirse y expandir el cambio, el mensaje, toca inyectar ugetismo.

Somos una red impenetrable, somos una idea hecha realidad: “No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo.

 

#REDvolución (20 de mayo de 2021)

En la jornada de ayer se iniciaron las comisiones de trabajo que días antes situaba en este mismo blog.

El número de enmiendas realizadas a los diversos documentos que, una vez aprobados, regirán nuestro trabajo diario no han sido pocas, ergo el debate, la transacción y el acuerdo, sobre todo el acuerdo, han estado presentes a lo largo de toda la jornada.

Resumir en unas pocas frases los avances que se han alcanzado, resulta imposible; en días próximos alcanzaremos a saber todos ellos. Pero sí puedo hacer un breve resumen acerca de algunas de ellas.

Se ha abordado el debate y alcanzado el compromiso para integrar a la juventud trabajadora en los diferentes espacios, u órganos, de negociación colectiva y acción sindical. Inclusive los decisorios.

También se ha alcanzado un importante acuerdo en torno al contrato de relevo, generalizándolo. Y, definiendo con ello una línea de actuación que sea capaz de reconocer “el derecho a heredar el derecho conquistado” por las personas trabajadoras para las personas jóvenes trabajadoras. Y que, además, puede impulsar una necesaria y urgente regeneración en los sectores y orientar el pacto generacional que hoy se encuentra, pese a la crítica situación, estancado.

Destacaría, también, el acuerdo alcanzado por las ugetistas y los ugetistas en este 43º Congreso para la derogación de la normativa del PP referente a la desindexación; que asfixia a empresas y por ende a sus trabajadores. Siendo que obliga a no superar las condiciones retributivas de la empresa matriz. Coartando y rompiendo toda posibilidad de mejora en las mesas de negociación colectiva de las empresas prestadoras de servicios para otras empresas de carácter público.

Entorno a la agenda 20/30 la UGT ha fijado una hoja de ruta clara; la semana laboral de 32 horas sin reducción salarial. Las ugetistas entendemos y defendemos que resulta beneficiosa para las personas trabajadoras y las empresas; ayudaría a facilitar el reparto de la conciliación, disminuir el paro y aumentar el nivel de vida de las personas trabajadoras.

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo “in voice” muestra una amplia satisfacción por el trabajo realizado. Las propuestas de la federación han progresado y han alcanzado cuotas de acuerdo, en su gran mayoría, unánimes.

Y, en estas, llegó el Presidente Pedro Sánchez. No creo que sea noticiable que el presidente, también, del partido socialista reafirmara su compromiso con la clase trabajadora. Sí lo son dos frases:

“No es suficiente con la Derogación de la Reforma Laboral. Se necesita una mejora del Estatuto de los Trabajadores” Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno.

“Menos hablar y más hacer” Pepe Álvarez, Secretario General de la UGT.

Creo que no es necesario mencionar más… Bueno sí, sí lo es. Y es que pese a ser éste el 43 Congreso Confederal de la UGT, el epicentro de la transformación social, debo mencionar lo acaecido en el Congreso de los Diputados ayer miércoles, 19 de mayo. Las palabras escuchadas en las entrañas de la cámara baja tienen mucho valor, y muy poca vergüenza creo yo, al situar que la Derogación de la Reforma Laboral no se ha dado a consecuencia de los agentes sociales. Presuntamente no se ha derogado, íntegramente, por encontrarnos negociando. Me repito: ¡Hay que tener valor! Sobra mencionar que la memoria no me alcanza a recordar la cantidad de compañeras y compañeros de la UGT que ayer mismo y todos los días desde el 2012 han, hemos y seguiremos reclamado con claridad e intensidad la DEROGACIÓN. Por lo que si me lo permitís y en respuesta a la acusación dada en la cámara decirles que: para ese camino no necesitan alforjas.

Como muy acertadamente expone nuestro lema “#REDvolución: por un nuevo contrato social y medio-ambiental”, el Sindicato, el nuestro, anuncia un claro mensaje, claras intenciones y clara estrategia en la que muestra al mundo una nítida imagen: qué somos y qué queremos ser. Buena nota deberían tomar algunas personas que no visten nuestras siglas.

 

 

¿Por dónde empezar, ugetistas? (19 de mayo de 2021)

La primera jornada del 43 Congreso está siendo una explosión, una ansiada explosión. Han sido cinco años sin nuestro máximo órgano de debate; cuatro por la naturaleza del mandato y el que le sigue, como consecuencia de la pandemia generada por la COVID-19.

Inaugurado el Congreso, el atril se ha convertido en un vaivén de intervenciones, saludos y los mejores deseos para Pepe Álvarez, nuestro Secretario Confederal, y todas las personas que guerrean día tras día, con nuestras siglas al pecho, por los intereses de la clase trabajadora.

Especial mención tendrían las intervenciones de Yolanda Diaz y José Luís Ábalos. Y, omisión de ella para algún líder de partido político que no le cae en especial gracia la lucha de clases y eso de sentirse roj@s. Pero, como aquí las protagonistas son las personas delegadas de la UGT, estamos en el Congreso de la UGT, toca restar relevancia-que no importancia- a todas ellas. A excepción de una sensación, la propia: a golpe de intervención fue poderoso intuir cómo se alzaba la robusta muralla para la contención de las ideas y palabras fascistas que hoy acechan a nuestro país, germinan en las calles y se acomodan en las cámaras legislativas. Contención que se viste de progresismo, equidad e igualdad con un marcado tono arengador. Una muralla capaz de amedrentar al más voraz neoliberal y su intentona por asaltar los derechos conquistados por la UGT.

En esto tampoco estamos solos, agradecemos el mensaje que nos hicieron llegar nuestros compañeros del otro lado del charco (CSA Y CUT Colombia) y les enviamos toda nuestra fuerza para que consigan frenar los abusos de los que mandan y hagan resurgir a sus pueblos.

También al presidente de la CES, Laurent Berger para que, con su trabajo, consiga aunar a toda la clase obrera europea. Y alzarla al lugar que se merece.

Se nota cómo aquellos que sí luchan al lado de la clase trabajadora, además de hacerlo, demuestran tener una especial estima por Pepe Álvarez. Y no es de extrañar, ha estado soberbio en su intervención. Haciendo balance de sus cinco años al frente de nuestra Organización, de su gestión del trabajo liderado por él y su equipo, la Comisión Ejecutiva Confederal. Sobre las y los que no podemos tener, nada más, que palabras de agradecimiento.

Con estos tiempos tan complicados que nos ha tocado vivir y que han generado retos a veces inverosímiles si echáramos la vista atrás, han estado a la altura de las necesidades importantes y sobre todo urgentes de la clase a la que representamos.

Términos, ideas, realidades que hemos podido leer en los diarios de mayor tirada nacional, y ver en los programas con mayor share de la parrilla informativa. Hoy, los medios de comunicación, se hacen eco de lo que aquí estamos debatiendo, de lo que tiene que decir, bien alto, la Unión General de Trabajadores.

Secretarias y Secretarios Generales de las Comunidades Autónomas y de las tres federaciones (FiCA, FeSP y FeSMC) toman la palabra; dibujan las realidades laborales de norte a sur, de este a oeste de la geografía española. De sus actividades, problemas e inquietudes. De los retos afrontados y por afrontar, y de la única de manera de conseguir superarlos: permaneciendo unidos y unidas.

Qué bonito es ver exponer a tanta gente. Y todos bajo el paraguas de la lucha de los trabajadores y las trabajadoras, donde no hay diferencias, sólo retos. Todos por el bien común, por la clase trabajadora, por este Sindicato.

Empezamos: cultura y debate (18 de mayo de 2021)

Llegamos nerviosos a la Estación de Atocha, Destino 43º Congreso de la UGT, Valencia.

Son muchas las ganas que tenemos por escuchar, acariciar el epicentro de la transformación. Y digo de transformación porque siempre he considerado que el sindicalismo es la mejor herramienta de transformación social, sinceramente.

En el transcurso del caminar por Atocha nos encontramos a ugetistas. Es curioso cómo en este preciso momento recuerdo esa “eterna” espera por el silbar del árbitro; el balón vuela entre mi oponente y yo, los pies quietos en el suelo y esa línea que marca el reparto del espacio… Me colapsa un pensamiento: “Quiero empezar, quiero empezar a jugar…. ¡Pero pita ya!”.

Canta el silbato del tren que nos acercará a nuestro destino y ahora sí, empieza el partido.

La delegación de FeSMC-UGT que acude a la llamada del Congreso Confederal es notable. Reconozco entre ellas a personas trabajadoras de la banca, de seguros, de oficinas, gente de la mar, de aéreos, ferroviarios y ferroviarias, personas trabajadoras del transporte por carretera. Compañeras del comercio, también de grandes almacenes, hostelería, restauración social, limpieza, personas trabajadoras de los medios de comunicación, seguridad, servicios auxiliares… Y, entonces, caigo en algo. Qué excepcional resulta vivir este momento. Después de estos durísimos meses, marcados en la vida y el devenir de todas, qué excepcional resulta podernos ver a todos aunados, escuchando unos con atención la realidad de los otros, compañeras y compañeros solidarizándose, cosidos con un mismo hilo, bajo una misma etiqueta: UGT. Esto tiene que salir bien, esto solo puede salir bien.

Ya en Valencia ¡Qué manera de empezar! Después de recordarnos con una maravillosa exposición lo que somos y lo que fuimos, con la obra de Gallego y Rey (una extensa obra de humor gráfico que refleja los 132 años de historia que llevamos en nuestra mochila) acudimos a la jornada “Una mirada Transformadora” con motivo del día internacional contra homofobia, transfobia y bifobia que nos abofetea con una realidad compleja que lejos está de darse por resuelta.

“Nadie puede decir mejor que tú mismo, cuál es tu identidad sexual. Ninguna tercera persona puede imponernos nuestra identidad; reivindicamos nuestro derecho de autodeterminación. El libre desarrollo de la personalidad necesariamente ha de suponer la autodeterminación de la identidad de género. Ello no interfiere en ninguna lucha, no hay luchas contradictorias”, explica Marina Sáenz.

Por desgracia, las palabras de Sáenz aún hoy se encuentran de rabiosa actualidad. Personalmente me resulta sorprendente que tan solo sean 31 años, 17 de mayo de 1990, los que han transcurrido desde que se elimina la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lejos queda la resignación ante la situación actual y es la ministra Irene Montero quien nos recuerda que existe un camino. En la conquista de los derechos LGTBI siempre han estado, hemos estado, las ugetistas. Y es que, compañeras y compañeros, existe una deuda, también, con las personas trans. “Sin el trabajo conjunto, codo con codo, con los sindicatos, las personas trans no tendrían los derechos que van a tener, dijo la ministra Montero.

La jornada no ha dejado indiferente a nadie: cargada de verdades, herramientas de cambio y esperanza. Tras escuchar todo lo que aquí se ha dicho, confío en que estemos un pasito más cerca para el reconocimiento de derechos de este colectivo. Porque la única manera de resolver los problemas, señores y señoras, es esta: debate, debate y más debate.

Hasta pronto ugetistas.

Qué es un Congreso de UGT (Lunes, 17 de mayo de 2021)

www.freepik.es

Compañera/o ugetista, antes de introducirnos en la dinámica de los debates y curiosidades del Congreso, consideramos oportuno que conozcas cómo se organiza.

Este congreso, el 43 Congreso Confederal, es la culminación de todo un proceso congresual al que se han visto sometidos todos los órganos, o casi todos, de la UGT.

Estamos ante el primer congreso que se realiza de “abajo a arriba”, desde la base hasta la cúpula de la Organización. Es decir, se han realizado los congresos territoriales y federales hasta alcanzar el que decide la nueva dirección para todo el Sindicato. Pongamos como ejemplo un caso territorial: para poder asistir a este congreso, la UGT de Catalunya, por ejemplo, ha realizado todas sus asambleas y congresos en los que se han elegido delegados/as a este órgano, debatiendo las propuestas, defendiendo las líneas de actuación propias, y se han elegido a sus propias direcciones territoriales. Igual el resto de territorios, y federaciones estatales.

Por lo tanto, nos encontramos en un espacio, el mayor órgano de decisión del sindicato, cargado de propuestas y reivindicación.

No será la primera vez que leáis, además, aquello de Congreso Confederal, puesto que resulta ser el órgano y su dirección la máxima representación de la unidad territorial y de actividad sectorial, es decir donde confluyen todas las esencias.

Resumiéndolo mucho, podemos decir que el Congreso Confederal va a contar con tres grandes bloques. En el primero, el Secretario General de la Confederación, Pepe Álvarez, y su equipo (la Comisión Ejecutiva Confederal) presentan la gestión de estos cinco años. Es decir, sitúan lo desarrollado en este mandato para que el Congreso lo valore.

En el segundo gran bloque se trabajan los documentos que van a nuestra estrategia y líneas de acción durante el próximo mandato. Los delegados y delegadas se dividen en comisiones de trabajo. Estas comisiones entran en el debate a partir de documentos escritos y que previamente han sido trabajados por las delegaciones asistentes al Congreso.

Las comisiones de trabajo serán cuatro, tantos como documentos definan los pilares sobre los que pivotará UGT durante el próximo mandato. En este caso son “Normativa Interna”, “Programa Fundamental”, “Programa de Acción” y “Estatutos Confederales”.

El tercer y último bloque (por favor que los expertos en materia no se ofendan por la simplicidad con la que intento hacer llegar en primera instancia el desarrollo de un congreso a la opinión pública) son las votaciones de la/s candidaturas para el liderazgo del sindicato -y su equipo- para el nuevo mandato que empieza, una vez ratificada la votación y ganada.

Grosso modo este es el devenir general y simplificadísimo de un Congreso e esta relevancia (que esconde en sus tripas mucha más enjundia, debate, votación, transacción…) y del que no quiero hacer spoiler al respecto. Mañana empieza lo bueno. Os iré contando…

 

Calentando motores (Domingo, 16 de mayo de 2021)

La Unión General de Trabajadores, fundada en 1888, está a las puertas de celebrar su 43 Congreso. Este blog pretende acercaros al debate y formar parte de la historia del sindicato con mayor afiliación de España. Pero, antes, hagamos memoria.

UGT vivió el exilio forzado por la represión franquista, trabajó desde la clandestinidad y en democracia por los derechos de la clase trabajadora. Por ello, detrás de cada derecho y libertad conquistado desde 1888 en nuestro país siempre ha habido un ugetista o una ugetista.

Un 12 de agosto, veintiséis delegados tomaban asiento en el salón del Círculo Socialista ubicado en la calle Tallers, 29, en Barcelona. Veintiséis delegados que representaban a 44 sociedades de oficios. Habían llegado animados por un empeño común: constituir la primera Organización nacional de sociedades obreras para defender los intereses de las personas asalariadas frente a la patronal.

En la segunda sesión de aquel encuentro, el tipógrafo llamado Pablo Iglesias Posse proponía que la nueva Organización obrera llevara por nombre “Unión General de Trabajadores de España”. La sugerencia fue aprobada por el Congreso y él fue elegido fundador de la misma.

Es entonces cuando nuestro Sindicato se expande y germina en los obreros la necesidad de organizarse y conquistar derechos. UGT lidera en 1890 la primera celebración del 1º de mayo: estamos en Barcelona, Madrid y Bilbao. UGT conquista con Pablo Iglesias la representación en Cortes: Iglesias se convierte en el primer diputado obrero de España. Conquistamos la jornada laboral de ocho horas mediante el Decreto Ley de abril de 1919. Fuimos fundadores de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Impulsamos el Ministerio de Trabajo, y fue un ugetista su primer ministro: Largo Caballero. Lideramos la promulgación de leyes sobre la jornada de ocho horas, salario mínimo, jurados mixtos, asociaciones obreras, etc.

En esa época las sociedades obreras estaban acogidas a la Ley de Asociaciones Profesionales de Patronos y Obreros de 8 de abril de 1932, figurando la mayoría de ellas en un Censo de Asociaciones Obreras llamado “Censo Largo Caballero”. No sólo tenían carácter sindical, sino que eran “el sindicato”, la forma ordinaria de organización de los trabajadores y las trabajadoras a la que éstos se afiliaban, siendo aquéllas las que posteriormente se afiliaban a UGT. Y los sindicatos de entonces tenían y ejercían funciones de asistencia y socorro de los trabajadores, que llevaban a cabo a través de cooperativas de consumo, de trabajo, de vivienda, sociedades de socorros mutuos, fundaciones con fines asistenciales, etc, constituidas por los propios sindicatos.

En 1900 y años sucesivos se produce la creación de cooperativas obreras y centros educativos y de esparcimiento, como las Casas del Pueblo. En ellas, presentes en centenares de pueblos de España, se desarrolla la alfabetización obrera, se dota de capacidad de organización al pueblo, se debate, se construye una España de objetivos para la clase trabajadora, se empieza a diseñar el Estado de Bienestar mediante la solidaridad obrera y el conocimiento mutuo.

Son muchos los años, las décadas, que resultan difíciles para el movimiento obrero español por la naturaleza del mismo. Vivimos la persecución, suspensiones, exilio, detenciones y violentas represalias que provocan las numerosas huelgas y actos de protesta de los trabajadores. Vivimos muerte, asesinados entre nuestros compañeros y compañeras ugetistas.

Los ecos de la revolución sindical nos traen a esta actualidad. Bebemos orgullosas y orgullosos de nuestra historia y necesitamos que se siga construyendo. Hervimos por construir y transformar la sociedad. Por hacer que las trabajadoras y los trabajadores estén en el centro de todo, en la cúspide de las prioridades. Queremos más, queremos ser mejores, queremos estar a la altura de nuestras propias pretensiones; alcanzar la equidad y la justicia social.

Para ello toca debatir, toca sumar, toca construir y ponderar la solidaridad obrera. Y hacerlo, entre todos los perfiles profesionales que integran la sociedad española. Este momento sindical que vivimos tiene un epicentro geográfico: Valencia. Un eslogan: Redvolución 6.0. Y un protagonista: la Unión General de Trabajadores.

Poder seguir la labor de cada una de las delegadas y delegados en este congreso que hará historia es, ante todo, una enorme responsabilidad para nosotros. Lo que el 18, 19 y 20 de mayo se decida, tendrá un impacto directo sobre nuestro presente y nuestro mañana. Una vez más será la UGT. ¡Porqué donde no están otros, nosotros nunca dejamos de estar!