IPAS, del grupo asegurador AXA, presenta un ERE que deja a 54 trabajadores en la calle

IPAS, ha entregado 700 folios de documentación (aclaramos este extremo porque hay algún sindicato que no fue elegido en las elecciones sindicales celebradas en IPAS, que habla de otra cifra. La explicación es que la empresa les ha entregado PARTE de la documentación).

La documentación, además de profusa, es compleja. Es un volumen enorme que requiere de un estudio profundo para separar el grano de la paja. La empresa ha pretendido enterrarnos en papeles.

Desde UGT, hemos advertido de lo que entendemos que son defectos formales, tanto documentales como de forma de negociar, antes de entrar en las causas que alude la empresa.

Las explicaciones que nos han trasladado desde IPAS, no nos han convencido: horas extras, mover y asignar a personas a los clientes donde hay despidos y sacar a otras… huele a podrido.

Tampoco creemos que sea buena imagen para la empresa que el CEO traslade a trabajadores y trabajadoras de IPAS que la digitalización no supondrá pérdida de empleo, y luego quiera despidos. ¿Una empresa de seguros incumpliendo promesas?

Desde UGT les hemos exigido que retiren el Despido Colectivo, además de otra documentación por si pretenden seguir la linde.

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás