UGT pide reducir las aperturas comerciales en domingos y festivos de Navidad en CLM por la elevada incidencia de COVID-19

El sindicato critica además la falta de diálogo absoluta por parte de la administración para valorar una limitación de horarios de apertura en los comercios los días 24 y 31 de diciembre a pesar de las 3.000 firmas entregadas en septiembre.

La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de FeSMC-UGT Castilla-La Mancha ha pedido por carta a la Consejería de Economía reducir los días de apertura comercial en domingos y festivos de la campaña de Navidad debido a la elevada incidencia de COVID-19, por la que toda Castilla-La Mancha está aún en nivel 2 de restricciones y algunos municipios continúan en el nivel 3.

Según el escrito entregado esta mañana, UGT pide modificar la Orden 173/2019, por la que se determinan los domingos y días festivos de apertura comercial en la región, y apela a la necesidad de realizar labores de limpieza y desinfección de los establecimientos esos días de cierre para cumplir con las recomendaciones de la Guía de buenas prácticas para los establecimientos comerciales elaborada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Para Alfonsi Álvarez, secretaria de Acción Sindical de FeSMC UGT CLM, esta sería una medida coherente con lo realizado durante el primer estado de alarma, en el que el Gobierno regional sí suspendió la apertura en los festivos 9 y 13 de abril (Jueves Santo y Lunes de Pascua). “Creemos que con la situación actual de la pandemia es totalmente innecesario e irresponsable facilitar concentraciones muy numerosas de personas en espacios cerrados más días de los necesarios. No se entiende que limitemos al máximo las interacciones sociales durante estas fechas, pero no reduzcamos el tiempo de exposición en las grandes superficies comerciales de los trabajadores y trabajadoras del comercio y de la población en general”, defiende Álvarez.

Este domingo, 29 de noviembre, se inicia la serie de domingos y festivos de apertura comercial en Castilla-La Mancha con motivo de la campaña de Navidad, que se sucederán de manera consecutiva hasta el 10 de enero de 2021, haciendo además imposible la conciliación de la vida familiar y laboral de los trabajadores y trabajadoras del comercio en unas fechas tan señaladas.

Álvarez recuerda las 3.000 firmas de trabajadores y usuarios recogidas por UGT y enviadas a la Consejería de Economía, Empresas y Empleo en septiembre para modificar la Ley de Comercio de Castilla-La Mancha y poder cerrar los establecimientos como máximo a las 15:00 horas los días 24 y 31 de diciembre. “No hemos recibido respuesta a pesar de los numerosos intentos de diálogo que este sindicato ha planteado a la consejería, una vez más la Junta muestra una falta de sensibilidad absoluta con los trabajadores del comercio y sus intenciones de seguir priorizando los intereses de las patronales del sector por encima del interés general de la población”.

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás