Segunda jornada de huelga de las plantillas de comedores escolares

Los trabajadores/as de los comedores de las escuelas públicas, privadas y concertadas de Euskadi han llevado a cabo hoy la segunda jornada de huelga, de los tres días convocados por todos los sindicatos con representación en este sector, para reclamar el mantenimiento del empleo, de las condiciones laborales y garantías sanitarias para trabajadores/as y usuarios del servicio. El seguimiento por parte de los trabajadores/as ha sido amplio, a pesar de la imposición de servicios mínimos abusivos, especialmente en cocina, donde el 100% están obligadas a trabajar.

Los trabajadores/ y trabajadoras de comedores escolares se han concentrado ante las delegaciones de Educación del Gobierno vasco, en Bilbao, Vitoria-Gasteiz y Donosti. Las concentraciones se han mantenido, pero como no ha sido posible la movilidad entre municipios, en aquellos casos que no han podido desplazarse hasta las capitales se han concentrado ante los colegios.

Recordamos que, desde finales del curso pasado y al inicio de éste, se han solicitado en varias ocasiones al Departamento de Educación y a las patronales educativas que acordaran con los representantes sindicales la organización de unos comedores de calidad, en los que se garantice el mantenimiento del empleo y las condiciones laborales de los trabajadores, y en los que se ofrezcan garantías sanitarias para empleados y usuarios del servicio. No obstante, lamentan que la única respuesta a sus demandas ha sido la imposición y el no diálogo: “Toda la información que tenemos ha sido a través de los medios de comunicación o las publicaciones de los protocolos en la página web del departamento”.

Además de mantener los mismos ratios de cursos anteriores y hacer caso omiso a las necesidades actuales en cuanto a grupos estables o espacios, “no se está garantizando el mantenimiento del empleo ni las condiciones laborales del colectivo”.

“No tenemos garantía de la mantenimiento de puesto, de percepción del salario o complemento si vamos a un ERTE, en caso de suspensión de los servicios”, adviertes, por eso “es importante que estos días se mantengan las movilizaciones. La situación actual no cambia los problemas que tenemos ni los hace desaparecer. Al contrario, puede agravar nuestra situación.”

ELA, LAB, CCOO y UGT seguimos exigiendo  “respeto” para el colectivo de trabajadores subcontratados en los servicios de comedores escolares de los centros públicos, privados y concertados, así como medidas negociadas  y no impuestas.

 

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás