Opinión

Álvaro Vicioso | Adjto. Acción Sindical FeSMC-UGT

Álvaro Vicioso | Adjto. Acción Sindical FeSMC-UGT

La acción sindical: columna y base de la federación

Tras el Congreso Constituyente de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT (FeSMC-UGT), celebrado en el mes mayo de 2016, nuestra Organización ha concluido el proceso de adecuación de su estructura a la nueva arquitectura orgánica que se definió en el mismo.

La constitución de las federaciones territoriales, sectores y sindicatos federales fue la culminación de un proceso que, a pesar de las dificultades, y los necesarios ajustes a realizar en nuestro próximo I Congreso Federal de FeSMC-UGT, fortaleció nuestra capacidad de acción sindical y nuestra penetración en empresas y sectores productivos.

Una acción sindical común

FeSMC-UGT aglutina una diversidad de sectores cuya heterogeneidad nos exige contrastar, analizar y concluir distintas realidades laborales y salariales, a través de las cuales lideramos diferentes estrategias sindicales de acción.

Se trata de actividades que se organizan de diversas maneras, con condiciones de trabajo muy diferentes y con distintas posibilidades de generar recursos organizativos y para la acción sindical. Esto significa que hemos de volcar más recursos allí donde sean más necesarios: para que la defensa de los trabajadores y trabajadoras no quede comprometida en ninguno de nuestros sectores.

Tenemos que seguir defendiendo en todos los foros de debate interno el modelo organizativo que, en mi opinión, es el que mejor se adecúa a las necesidades actuales de los trabajadores y trabajadoras y a las demandas de la sociedad. Se trata de seguir consolidando el “modelo sectorial” que permite adaptar nuestra acción sindical a los contextos diversos en un entorno económico de alta volatilidad que requiere de respuestas rápidas a problemas inmediatos.

El modelo sectorial hace compatible una dirección sindical de conjunto con un altísimo grado de autonomía en la gestión de la acción sindical sectorial. El resultado ha sido una mayor agilidad en la toma de decisiones y un mejor conocimiento de los problemas de las personas trabajadoras en relación con su pertenencia a una u otra actividad profesional, a uno u otro sector de actividad económica.

Con el fin de afrontar con objetividad y responsabilidad la Acción Sindical en todas las estructuras de FeSMC-UGT, es necesario partir de su adecuado conocimiento debiendo contar con la diversidad de realidades sectoriales, con la asimetría tanto en la fortaleza de su estructura organizativa como en volumen de afiliación y representación.

Y por ello, para apoyar y reforzar el desarrollo de una Acción Sindical más eficaz, es urgente y necesario potenciar los recursos transversales de apoyo a la misma. Especialmente los Gabinetes Técnicos y Jurídicos, con el objetivo de que sigan prestando servicio (de alta cualificación) a los distintos sectores y al conjunto de las estructuras Territoriales y Secciones Sindicales Estatales.

Afiliación y elecciones sindicales: pilar básico de nuestra acción sindical

Debemos estar en más empresas y con más representación, potenciando los recursos destinados a los agentes sindicales, realizando un trabajo de política sindical coordinada, intensa y diaria en nuestras empresas y sectores. Debemos presentar listas, salir elegidos y elegidas y luego estar siempre a punto y en condiciones de asesorar y apoyar a nuestros delegados y delegadas en lo que necesiten para que, en las siguientes elecciones, mejoremos los resultados.

Hemos de trabajar intensamente para aumentar la afiliación, fidelizar a nuestras personas afiliadas, evitar las bajas y recuperarlas (en lo posible), labores absolutamente primordiales.

Puesto que el mundo de las relaciones laborales está en continuo cambio, con nuevas formas de precarización, llegando a deslaborizar las relaciones de trabajo, debemos adaptarnos y acometer acciones nuevas que, a su vez, nos permitan un mayor acceso a las personas que sufren esta nueva precarización. Es importante que el “saber hacer” de la Organización y su acción sindical incorpore a la juventud, para que, desde ya, tengamos más capacidad de identificar los retos y posibilidades de acción.

Pero, cómo no, sin perder de vista la necesaria mejora de la coordinación y adopción de decisiones negociadas, en cada caso, entre las estructuras Federales, Regionales y las Secciones Sindicales, a la hora de abordar procesos de acción sindical, con el fin de ser más eficaces y alzarnos como organización mejor estructurada y conjuntada. Sin este compromiso, serio y responsable, no seremos capaces de dar un giro positivo a nuestro actual estado de representación y referencia. Y es que, aunque vivimos en épocas en que parece que la imagen lo es todo, no es así, lo que sigue siendo importante es lo que somos y lo que hacemos (y cómo lo comunicamos).

Acción Sindical + Comunicación = Reputación

El avance de la Organización, el reconocimiento social de nuestra labor sindical, el acercamiento de FeSMC-UGT a las personas trabajadoras de nuestros sectores, y viceversa, sufriría un estancamiento, cuando no un retroceso, si no desarrollamos una eficaz política de comunicación que nos haga estar presentes en todos los ámbitos sociales y laborales, y nos permita una interacción fluida y constante con nuestros organismos, cuadros sindicales, afiliados y afiliados, trabajadores y trabajadoras y sociedad en general.

Tenemos que tener claro que nuestro trabajo sindical no está completo si no conseguimos que la acción sindical que desarrollamos y los mensajes que emitimos lleguen a sus destinatarios y destinatarias. Acción (sindical) y comunicación contribuyen a consolidar nuestra reputación.

Tomando como referencia la frase de Walter Lippman en su libro La opinión pública, “resulta necesario interponer algún tipo de conocimiento experto entre los ciudadanos particulares y el vasto entorno en que están involucrados”, y extrapolándola a nuestra circunstancia, hemos de tener claro que el futuro pasa por explicar a los trabajadores y las trabajadoras la realidad de lo que hacemos, de la situación económica y laboral en la que nos vemos inmersos y de los valores que inspiran nuestra acción sindical desde un conocimiento experto: que es el nuestro. Sigamos potenciando nuestros propios canales de comunicación -como complemento a los medios de comunicación tradicionales- como instrumentos de comunicación directa con nuestros grupos de interés: trabajadores y trabajadoras, afiliados y afiliadas.

Estas decisiones requieren un mayor compromiso de responsabilidad para todos y todas, y nos debe obligar a profundizar mucho más en los debates y a buscar el mayor grado de consenso, con serenidad, objetividad y lealtad, sin imposiciones a priori de nadie y teniendo en cuenta que siempre debemos buscar lo mejor para nuestros afiliados y nuestras afiliadas, para el conjunto de trabajadores y trabajadoras y para la Organización.

En este proceso de crecimiento de FeSMC-UGT, la acción sindical es el motor para impulsar la afiliación, aumentar la representatividad de nuestro Sindicato en los procesos electorales, con una representación equilibrada que refleje la diversidad de las plantillas, en todos los órganos de dirección, decisión y control a todos los niveles.

Por último, y no menos importante, quiero aportar una reflexión a modo de conclusión: la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo ha finalizado su proceso de integración de federaciones (CHTJ, TCM y FeS). Un proceso que nos ha enseñado, que, si ponemos por delante lo importante (frente al traído y llevado “factor humano”), como es el actuar, organizar y trabajar en la defensa de los intereses de la clase trabajadora, FeSMC-UGT crecerá y se hará más fuerte.

Siempre “de frente y por derecho”, sigamos tejiendo federación.

 

 

 

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás