UGT, CCOO y patronal de Restauración de Barcelona piden a la Generalitat poner fin al cierre de bares y restaurantes

Los agentes sociales del sector de la restauración – (el sector de la hostelería y turismo de FeSMC-UGT, la sectorial de hostelería de CCOO Servicio y la patronal de Restauración de Barcelona) – pedimos a la Generalitat de Catalunya que no prorrogue la orden de cierre, que expira mañana viernes a la medianoche- y que permita la reapertura de los bares, restaurantes y cafeterías con las condiciones de aforo y de horario que se estimen oportunas. Alertamos que se ha llegado a una situación límite tanto en las empresas como en los trabajadores y las trabajadoras.

El paro ha sido masivo dado que los servicios de take away y delivery son minoritarios. Prueba de ello es la suspensión de la actividad de restauración el 16 de octubre como se puede comrpbar, según las cifras del Departamento de Trabajo, la solicitud de nuevos ERTE que, en tan sólo una semana, afectaron a más de 40.000 trabajadoras y trabajadoras, que se suman a aquellas personas que continúan afectadas, parcial o total, por los ERTE del mes de marzo. Al respecto los sindicatos recordamos que la suspensión del contrato conlleva una reducción de los ingresos, algo especialmente grave cuando se trata de una situación sostenida en el tiempo tal como está pasado actualmente. Además, nos mostramos preocupados por el riesgo de que la suspensión de la actividad acabe comportando el cierre definitivo del negocio y la consiguiente pérdida de los puestos de trabajo.

Sindicatos y patronal de la hostelería reconocemos que la tipología de establecimientos de restauración es amplia y que no todos los negocios podrán adaptarse a las restricciones de la misma manera. En algunos casos, se restringen las franjas de mayor actividad, lo que conlleva la inviabilidad de la empresa. No obstante, coincidimos que prolongar el cierre actual es erróneo y pedimos apostar por otro tipo de medidas que no menoscaben la necesidad imperiosa de reactivar la economía.

Por último agradecemos el compromiso y la responsabilidad que han demostrado los restauradores y las plantillas desde el inicio de la desescalada cumpliendo todos los protocolos sanitarios que ha dictado en cada momento la administración competente y recordando a las personas consumidoras las diferentes medidas de protección (mascarilla, manos, distancia, etc) Así lo confirma el estudio de los focos de contagio elaborado por el ministerio de Sanidad, donde se concluye que menos del 4% de los contagios tienen su origen en bares o restaurantes.

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás