Conseguida la suspensión del retorno a la actividad presencial prevista para el día 28 en Telefónica

En la última reunión celebrada de Comisión del COVID 19,  y  a  la  vista  de  la  situación sobrevenida en muchas zonas del país, como consecuencia del preocupante aumento de la incidencia del Covid19, desde UGT y CCOO hemos trasladado la necesidad de adaptar el protocolo de reincorporación a la actividad presencial, en base a la actual situación.

Así,   hemos   solicitado   que   se   retrase   la incorporación   de  las  personas   trabajadoras inicialmente prevista para el próximo lunes 28 de septiembre,   a la espera de la evolución de los acontecimientos y de la posible adopción de nuevas medidas por la Administración, a fin de no saturar los centros de trabajo y minimizar riesgos en un momento especialmente delicado y de incertidumbre general como el presente, teniendo en cuenta los preocupantes datos de contagios que se están produciendo a nivel estatal, y especialmente en la Comunidad de Madrid.

Igualmente, CCOO y UGT hemos reclamado, para aquellas personas trabajadoras ya incorporadas en los centros, con actividad susceptible de teletrabajar, la adopción de medidas en línea con lo anteriormente expuesto.

La empresa ha aceptado nuestras peticiones adoptando las siguientes medidas:

1)   Suspensión por un periodo de 15 días de aquellas incorporaciones previstas para el día 28, comprometiéndose a valorar nuevas medidas a aplicar para establecer un Plan de contingencia que cubra las distintas realidades de las Comunidades Autónomas, en función de la evolución de los datos y medidas que tomen las autoridades sanitarias respecto al COVID 19.

2)  Aumento de la flexibilidad para realizar teletrabajo en la semana presencial para todos los FFCC y personal del resto de empresas del Grupo ya incorporados, siempre que las necesidades del servicio lo permitan, debiendo acordarse siempre en el seno de las áreas, a modo de transición a la espera de la evolución de los datos epidemiológicos y las medidas gubernamentales.

Ambas organizaciones valoramos positivamente que se acepte nuestra demanda, insistiendo en la necesidad de seguir estudiando otras alternativas para aumentar la flexibilidad y adaptación a los distintos escenarios en que la inquietante evolución de la pandemia pueda situarnos, priorizando siempre la seguridad y la salud de las personas trabajadoras.