UGT reconoce el trabajo de los profesionales de los supermercados en una situación de excepcionalidad

La situación de emergencia sanitaria que sufre nuestro país por la expansión del coronavirus COVID-19 está poniendo a prueba la capacidad de acción de los trabajadores y las trabajadoras, especialmente de colectivos profesionales -como el personal sanitario- que están a la vanguardia de la respuesta que la sociedad española está dando. Entre ellos, queremos reconocer también a las mujeres y hombres que trabajan en los grandes almacenes y supermercados y centros de distribución de toda la geografía española, que permanecerán abiertos para atender la necesidades de la ciudadanía.

En este sentido, desde UGT pedimos a los clientes de supermercados y grandes almacenes que sean solidarios con la situación de estos profesionales y demuestren su empatía en un contexto de excepcionalidad, contribuyendo así a mejorar la calidad de su trabajo en unas condiciones de estrés que están gestionando con entereza y profesionalidad.

Como ciudadanos y trabajadores, debemos mostrar responsabilidad en todos los ámbitos, también en nuestra actitud a la hora de comprar alimentos y otros productos de primera necesidad en grandes y medianas superficies. Apelamos a un consumo responsable, desde la serenidad y pensando en el interés general. El sector de la distribución alimentaria ha garantizado el suministro y abastecimiento de todos los productos. Seamos, por tanto, sensatos y, sin alarmismos, asumamos cada uno nuestro papel con responsabilidad en un marco complejo no exento de dificultades.