Concentración de trabajadores de seguridad privada en protesta por el modelo de contratación de las empresas

Las entidades financieras han cerrado las líneas de crédito que hacían que, hasta el mes pasado, la empresa Ombuds pudiera satisfacer sus obligaciones a corto plazo

Trabajadores de seguridad privada y auxiliares de servicios convocados por FesMC UGT y CCOO se han concentrado esta mañana en el Edificio Pignatelli para instar a las administraciones públicas y a los clientes privados a resolver los contratos con las empresas de ambos sectores que no cumplen sus obligaciones con la plantilla y el pago de salarios, como está ocurriendo con la empresa OMBUDS Seguridad y Servicios.


Este modelo de gestión, no ajeno al modelo imperante en el sector servicios, se distingue también por practicar una competición encarnizada entre las empresas para acceder a contratos de Seguridad y Servicios, tanto en administraciones públicas como con clientes privados. Hacer ofertas temerarias, en las que luego no se puede soportar ni el coste de la mano de obra, lleva a que las empresas con poco ´músculo financiero’, o a las que se les corta las líneas de descuento, no aguanten y acaben por transferir todo el riesgo empresarial a sus acreedores, entre ellos y los más importantes, los trabajadores y trabajadoras.

La empresa de servicios de seguridad OMBUDS ha entrado esta semana en concurso de acreedores. Las entidades financieras han cerrado las líneas de crédito que hacían que, hasta el mes pasado, la empresa pudiera satisfacer sus obligaciones a corto plazo, entre ellas el pago de los salarios, que hacía con retraso. En España se emplean en OMBUDS, tanto en su división de seguridad como de servicios auxiliares, 7.000 trabajadores, 170 de ellos en Aragón.

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás