UGT considera excesiva la cifra de posibles afectados por el ERE en Santander

Desde UGT en Banco Santander apostamos por medidas que posibiliten un acuerdo, como ha sucedido en otras ocasiones, a través de un plan de prejubilaciones que se pueda mantener en el tiempo.

El pasado martes, 14 de mayo, tuvo lugar la segunda reunión del periodo previo de consulta establecido en el artículo 12 del Convenio Colectivo, cuya mesa de negociación se ha constituido y en donde UGT, contará con tres integrantes.

La empresa ha insistido nuevamente en la necesidad de acometer este proceso de reorganización, transformación y reestructuración de la plantilla, anunciando que se verán afectados 3.713 trabajadores y trabajadoras, y 1.150 oficinas lo que supone una reducción de un 11 % de la plantilla y un 26 % oficinas.

El desglose es el siguiente:

  • 3.713 trabajadores y trabajadoras afectados por el Expediente de Regulación de Empleo.
  • 2.847 trabajadores y trabajadoras afectados en Red Comercial.
  • 588 afectados en Estructuras Intermedias.
  • 278 trabajadores y trabajadoras afectados en SS.CC.
  • 1.150 cierres de oficina, la Red Comercial actual tiene 4.410 oficinas de las que 1.564 son de la Red Popular.
  • 929 oficinas afectadas de la Red Universal.
  • 200 oficinas de la Red Universal, pasaran a la Red de Agentes.
  • 21 oficinas de Banca Privada, todas procedentes del Banco Popular a excepción de la ubicada en Madrid, que se mantiene abierta por criterios comerciales e institucionales.

Las oficinas de Empresa de Santander no están afectadas por cierre de oficinas, aunque su plantilla si entra dentro del cómputo de afectados porque en Banco Popular tienen personal especializado que se duplica. Los cierres de oficinas previstos para mayo y junio están incluidos en el cómputo total. Nos trasladan que todas las oficinas afectadas para su cierre lo estarán ya en diciembre 2019.

Desde UGT en Banco Santander apostamos por medidas que posibiliten un acuerdo, como ha sucedido en otras ocasiones, a través de un plan de prejubilaciones que se pueda mantener en el tiempo y poder evitar que el ERE se convierta en una herramienta continua para adelgazar la plantilla.

UGT propone reducir la cifra global por considerarla excesiva, si tenemos en cuenta que la media de empleados por oficina en Banco Santander y Popular es de 4 empleados, según los datos que hoy nos han presentado, supondría la salida de casi el 100 % de la plantilla de esas oficinas que cierran y por tanto ya no es solamente un problema en cuanto a la empleabilidad, sino también un notable incremento de trabajo en las oficinas que absorben el negocio.

 

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás