Sin una fiscalidad justa, no hay derechos

Pepe Álvarez en las II Jornadas sobre Justicia Social y Fiscalidad de UGT y la Agencia Tributaria

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que “sin una fiscalidad justa, no hay derechos” y que sería bueno que la gente conociera lo que cuesta mantener el Estado del Bienestar porque eso seguramente facilitaría el pago de impuestos. Asimismo, ha manifestado que si queremos que haya justicia social hay que repartir la riqueza, “ese es el elemento clave” y esto se debe hacer a través de la fiscalidad y la negociación colectiva.

Álvarez ha hecho estas declaraciones durante la clausura de las II Jornadas sobre Justicia Social y Fiscalidad organizadas por la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP)- UGT y la AEAT.

Más recursos para la Agencia Tributaria

El Secretario General de UGT ha dicho que en “nuestro país tenemos una gran Agencia Tributaria”, pero quizás con menos medios de los que debería tener. Por eso, ha demandado más medios materiales y humanos y más independencia en su gestión.

Álvarez ha recordado que nuestro país está 7 puntos por debajo de recaudación fiscal, respecto a la media de los países de la UE. Por eso, más allá de aumentar la recaudación hay que hacer un gran esfuerzo, para perseguir el fraude y que todos paguen lo que tienen que pagar. Algo que depende también de los medios que tenga la propia Agencia Tributaria.

El Secretario General de UGT ha incidido también en la negociación colectiva como vía para redistribuir la riqueza y ha dicho que ésta ha sufrido una “mutilación” con la reforma laboral de 2012. Una normativa que ha limitado los derechos colectivos de los trabajadores y trabajadoras y que ha generado una pérdida de salarios altísima (por arriba del 30%). Por eso hay que recuperar los derechos colectivos, la negociación colectiva y derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral: recuperando entre otras cuestiones la prevalencia del convenio sectorial sobre el convenio de empresa.

Otro aspecto fundamental es la igualdad. Igualdad, en las empresas, a través de la negociación colectiva, y en el país, a través de políticas que eviten las discriminaciones.  La mujer constituye el 50% de la fuerza laboral y hay que acabar con su brecha salarial, “no podemos renunciar a la riqueza que aportan a nuestro país”.

Pepe Álvarez ha hablado también sobre la oportunidad perdida que han supuesto la no aprobación de los PGE, los más sociales, y los primeros que han sido objeto de una negociación plural de la izquierda que incluían nuevos instrumentos de fiscalidad.