La empresa pretende despidos baratos o, si no, forzosos

Para UGT la empresa ha dejado claro, tras la reunión de hoy, que su interés por alcanzar un acuerdo con medidas voluntarias y dignas es nulo.

En la quinta reunión de la mesa negociadora del ERE en Caixabank, la empresa ha ofrecido unos despidos muy lejos de los acordados en otras ocasiones: en el mejor de los casos la mitad del salario hasta el cumplimiento de los 63 años para los nacidos en 1961, o antes. Desde ahí, unas condiciones distintas para cada tramo de edad, hasta dos anualidades y media del salario regulador para los nacidos en 1966. En el caso de los despidos forzosos plantean una indemnización de 30 días por año trabajado, con el límite de 22 mensualidades. Si las medidas son forzosas, UGT no estará en el acuerdo.

Extinciones: la empresa insiste en que se amorticen 2.157 puestos de trabajo. Si no se logra cubrir con peticiones voluntarias, habrá despidos forzosos.

Indemnizaciones ofrecidas

Colectivo A: Convenio con la Seguridad Social hasta los 63 años. Pago único con descuento del desempleo según la fecha de nacimiento:

  • 1961 o anteriores: 50 % del salario regulador hasta los 63 años.
  • 1962: 50% del salario regulador hasta los 62 años.
  • 1963: 50% del salario regulador hasta los 61 años.
  • 1964: 50% del salario regulador hasta los 60 años.

Colectivo B (nacidos en 1965 o 1966): Convenio hasta los 60 años. Pago único, con descuento del paro, de 2,5 veces el salario regulador.

Colectivo C (resto de trabajadores): 33 días por año trabajado con un límite de 2 años.

Despido forzoso: 30 días por año, con un máximo de 22 mensualidades.

Movilidad geográfica: para la empresa es una medida más, independientemente de los despidos. No es una medida que los mitigue, sino que habrá movilidades geográficas provinciales: sí o sí. Es más, las desvinculaciones pueden provocar más movilidades.

La empresa ha vuelto a remarcar que la ampliación de horario, el abaratamiento de la clasificación de oficinas, y la extensión del modelo “store-intouch” resultan estratégicas. Es decir, más “sí o sí”.

Para UGT la empresa ha dejado claro, tras la reunión de hoy, que su interés por alcanzar un acuerdo con medidas voluntarias y dignas es nulo. Esto va de costes y parece que les va la vida en disminuir los que corresponden a los trabajadores y la trabajadoras.