Caixabank plantea medidas desproporcionadas e imprudentes

UGT ha vuelto a pedir la retirada de las medidas planteadas en el ERE, más ahora que se han detallado en toda su crueldad.

En la segunda reunión del periodo negociador previo a la apertura formal (despido colectivo, movilidad geográfica y modificación sustancias de condiciones de trabajo) la empresa ha avanzado datos del informe económico externo justificativo de un largo catálogo de medidas: despido de 2157 trabajadores, cierre de 793 oficinas, reducción de costes derivados por la clasificación de oficinas, apertura de más tardes a la semana, aumentar el número de oficinas y centros con horario singular y mantener las oficinas rurales si se logra abaratarlas y ampliar la movilidad geográfica.

UGT ha vuelto a pedir la retirada de estas medidas, y mucho más ahora que se han detallado en toda su crueldad.

Adicionalmente desde UGT hemos señalado que los datos aportados por la consultora externa son contradictorios con los reflejados en el Plan Estratégico. No puede ser que ante los inversores y accionistas se diga que somos los mejores y vamos a pagar más dividendos, mientras que ante los trabajadores se diga justo lo contrario y se pretenda pagar menos en las nóminas.

Las medidas anunciadas nos parecen completamente inadecuadas y desproporcionadas. En la próxima reunión aportaremos una valoración más detallada.

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás