UGT convoca huelga en la empresa Europistas (autopista AP-1)

La empresa Europistas (ya ha comunicado a los representantes de los trabajadores su intención de extinguir la totalidad de los contratos de la AP-1 tras la finalización de la concesión administrativa.

El próximo 30 de noviembre finaliza la concesión administrativa de la Autopista AP-1 Burgos-Armiñón. En consecuencia, como adelantó el Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el pasado mes de junio, la infraestructura revertirá al Estado y pasará a ser una vía sin peajes.

Desde aquella fecha, hasta hoy, el conjunto de los trabajadores y trabajadoras de la AP-1 ha sido testigo de múltiples declaraciones, algunas relacionadas con el futuro de sus puestos de trabajo, sin que, a un mes de la finalización, tengan más evidencias que la total y definitiva desaparición de sus empleos.

La empresa Europistas ya ha comunicado a los representantes de los trabajadores su intención de extinguir la totalidad de los contratos; unido a esto, la Administración todavía no ha aprobado el concurso de conservación integral de esta infraestructura.

La situación generada es un auténtico despropósito, no ya sólo para las trabajadoras y los trabajadores sino, también, para el conjunto de los usuarios, pues a estas alturas no se sabe ni cómo ni quién va a hacerse cargo de la vialidad invernal, la conservación y la seguridad de la autopista.

Por todos estos motivos, se ha procedido a registrar solicitud de mediación ante el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) por conflicto colectivo de huelga, que se producirá en las siguientes fechas y horarios:

  • Todos los viernes del mes de noviembre desde el día 9 (días 9, 16, 23 y 30 de noviembre) desde las 14:00 horas y hasta las 22:00 horas.
  • Todos los domingos del mes de noviembre desde el día 11 (días 11, 18 y 25 de noviembre) desde las 12:00 horas y hasta las 24:00 horas.

UGT defiende el mantenimiento del empleo, ya sea a través de la subrogación de la totalidad de la plantilla, tanto a actividades de conservación y seguridad, como a otros servicios asociados a la vía; también a través cualquier otra fórmula consensuada. A su vez considera que la indefinición del modelo de las autopistas que queremos, y su sostenibilidad económica, no puede tener como resultado la desaparición de un solo puesto de trabajo.

Es necesario debatir y acordar, más pronto que tarde, el modelo económico de las infraestructuras en nuestro país, y así se lo estamos reclamando al actual ejecutivo. Hasta que eso suceda, no vamos a permitir que desaparezca ni uno de los más de 1.300 puestos de trabajo que peligran en las autopistas AP-1, AP-7, AP-4, AP-2, C-33, C-32 y C-31 (Europistas, ACESA, INVICAT, AUMAR).

Muertes en el trabajo – #NiUnaMuerteMás