90.000 profesionales del contact center ya tienen convenio

Desde ayer, los casi 90.000 profesionales del sector de contact center cuentan con un nuevo convenio colectivo que quedó rubricado por las tres organizaciones que lo avalan: la Asociación de Contact Center Española, y los sindicatos UGT y CCOO.

En un acto formal que escenificó el acuerdo entre las partes, celebrado en el hotel NH Collection, ubicado en la madrileña plaza de Santa Ana, en Madrid, los distintos representantes de las organizaciones sindicales y de la citada asociación empresarial, realizaron una valoración previa del nuevo marco laboral que consolida este convenio, tras la firma de las actas de la última reunión, donde se plasmaron las divergencias entre los dos sindicatos firmantes (UGT y CCOO) y aquéllos otros que han optado por permanecer en el inmovilismo y entender la negociación y la lucha por mejorar las condiciones de los trabajadores como un todo o nada en el que sólo sirven estrategias maximalistas.

Por su parte, UGT y CCOO, coincidieron en destacar la dureza de una negociación dilatada en el tiempo de forma excesiva –algo más de dos años– que ha supuesto un desgaste para los negociadores sindicales y, sobre todo, para los trabajadores y trabajadoras del sector, sometidos a una dinámica de conflictividad –con huelgas, manifestaciones y concentraciones periódicas– que formó parte, inevitablemente, del escenario de la negociación.

María Pedraza, responsable del sindicato de Oficinas de UGT, destacó de este acuerdo –que permite avanzar a un sector que venía demandado cambios en el marco laboral–  “la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores, en base al IPC; la consolidación de empleo, con la transformación de contratos temporales en indefinidos, y la optimización de los turnos, con una jornada laboral continua y a tiempo completo” que minimiza los fraccionamientos de jornada que tanto han perjudicado la conciliación laboral y familiar.

Miguel Ángel Cilleros, secretario general de FeSMC-UGT, reconoció, tras finalizar el acto, que “UGT siempre ha luchado por mejorar la realidad de los trabajadores y las trabajadoras con acuerdos que surgen de la negociación y, también, del conflicto”, como ha sucedido en el sector de contact center, donde el sindicato “ha demostrado tener capacidad de resistencia en un proceso negociador larguísimo y difícil” que ha tenido consecuencias positivas para los trabajadores “pero que no supone un punto y final, sino un punto y seguido en la mejora de las situación de profesionales del sector”.