Poner en valor la autonomía de la Mediación y el Arbitraje

Hay que situar la negociación colectiva en el centro de la gestión del sistema autónomo de conflictos laborales

UGT ha celebrado hoy una Jornada sobre “El espíritu del Acuerdo Interconfederal de Solución Autónoma de Conflictos Laborales. Enseñanzas de estos 20 años”, para renovar los contenidos del V Acuerdo para la Solución Autónoma de Conflictos, ante la próxima negociación. En la misma han participado el Secretario de Política Sindical, Gonzalo Pino y la Secretaria Ejecutiva Confederal, Isabel Araque y han intervenido distintos expertos en la materia procedentes de distintos ámbitos. Una de las prioridades manifestadas ha sido reforzar la autonomía de las instituciones de mediación y arbitraje, evitando las injerencias de la Administración.

Los firmantes del ASAC consideran fundamental situar a la  negociación colectiva en el centro de la gestión del sistema autónomo de conflictos laborales, además defienden sin fisuras la importancia de que cualquier modificación respete el espíritu del ASAC, garantizando el sistema al tiempo que se cumple la ley. Por ello, lo esencial sigue siendo salvaguardar la autogestión del conflicto como manifestación de la negociación colectiva y esperar que la Administración continúe demostrando el compromiso de apoyo económico y de todo tipo.

Ante la exigencia del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de formar parte de la Fundación que da forma a la solución de los conflictos colectivos contenidos en el ASAC, para adaptar los Estatutos de la Fundación, la ley, no puede utilizarse para alterar dicha labor de acompañamiento de la Administración a la autonomía colectiva reconocida en la Constitución. Otra actuación supondría una intromisión. Algo que UGT ha trasladado al Director General de Empleo, pues un cambio en esa dirección necesita ser explicado, tanto en su contenido, como en el alcance y la justificación.

En este sentido, durante las conclusiones se ha destacado que algo “trascendental”, para las cuatro organizaciones firmantes del ASAC (Acuerdo para la Solución Autónoma de Conflictos”) es la personalidad jurídica. Pino ha declarado que “la protección de las instituciones de solución autónoma de conflictos acordadas entre las partes, tanto a nivel estatal como de Comunidad Autónoma es vital. Hemos de preservar un servicio sin injerencias de la Administración, como ha venido ocurriendo en los últimos 20 años en el ámbito estatal. No podemos imaginar un sistema que omita el espíritu de la autonomía de las partes”. Asimismo, se ha remarcado la necesidad de que estas instituciones cuenten con el apoyo material y financiero necesario por parte de los poderes públicos.

Algunos de las propuestas, más destacadas,  que ha defendido UGT son:

  • Impulsar la actividad mediadora y de los servicios de mediación en el ámbito de las Administraciones públicas. Esta medida no es ajena a otro objetivo sindical más amplio: la necesidad de potenciar la negociación colectiva en el ámbito de la función pública.

  • Potenciar que sean las propias partes las que asistan a la mediación y no meros asesores, que en reiteradas ocasiones  cuentan con sus propios intereses (alargar el proceso, emprender la vía judicial).

  • Valorar la mediación y el arbitraje no tanto en función del porcentaje de acuerdos existentes en la mediación sino en cuanto al contenido de los mismos y su repercusión.

  • Favorecer la formación de los mediadores y los árbitros. Sería interesante afianzar un equipo amplio de mediadores y de árbitros que adquieran experiencia y sean conocidos por las partes, que son quienes designan de acuerdo al modelo del ASAC.

El objetivo de esta Jornada, que forma parte de un Foro de Debate, que continuará sus trabajos a lo largo de las próximas semanas, es aunar experiencias, propuestas y soluciones a algunos de los retos que se plantean hoy en el ámbito del Acuerdo sobre Solución Autónoma de conflictos Laborales y del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje.