RSS de Portada
Portada > noticia

La nueva Ley de contrataciones públicas no debe meter prisa a las negociaciones de los Planes de Igualdad

11/05/2018 | FeSMC-UGT | Igualdad

La negociación de las medidas en los planes de igualdad, debe hacerse para que sirva y mejore las condiciones de la plantilla, y no sólo en función de cumplir rápidamente este precepto legal.

El pasado mes de marzo entró en vigor la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público (por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014), del que se destaca la necesidad que marca la administración pública con la Igualdad de género y la responsabilidad social corporativa dentro de las empresas.

Reconociendo que en el anterior texto jurídico ya existía la prohibición expresa de contratación por parte de las entidades públicas con aquellas empresas que tuvieran alguna sanción por infracción muy grave en materia laboral o social, aunque entonces no se hacía mención a la obligación y necesidad de tener planes de igualdad negociados y consensuados.

Afortunadamente, la nueva Ley de Contratos del Sector Público, además de lo ya señalado, incluye en su artículo 71 la prohibición de contratar con las empresas que tengan más de 250 personas en plantilla y no tengan un Plan de Igualdad, conforme a lo dispuesto en el artículo 45 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres”, debiendo presentar dichas empresas una declaración responsable que acredite el citado cumplimiento legal.

Aunque entendemos que este es un gran paso, que ayudará a que se implementen las políticas de igualdad y la negociación de los planes en las empresas de los servicios públicos y de las empresas que se contratan para estos, no podemos dejar pasar la oportunidad para recordar que los planes deben negociarse con la RLT y que tienen que estar basados en un diagnóstico de situación de la empresa, para que contengan medidas que ayuden a favorecer las condiciones de igualdad entre las mujeres y los hombres.

Por ello no dejamos de alertar a las compañeras y a los compañeros de las prisas por parte de algunas de las empresas para firmar “acuerdos”, incluso sin la legitimación y validez necesaria para la firma, y recordamos que la ley de igualdad es del año 2007 y que en muchos casos, en muchas empresas, los planes ya deberían estar negociados desde hace años, por lo que la negociación de las medidas deberá hacerse para que sirva y mejore las condiciones de la plantilla, y no sólo en función de cumplir rápidamente este precepto legal.

FeSMC-UGT. Avenida de América, 25 - 8ª planta
FeSMCUGT UNI UGT Confederal ITF IUF-UITA-IUL ugt