RSS de Portada
Portada > noticia

La fiscalidad es el eje fundamental para desarrollar las políticas sociales

11/01/2017 | UGT

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que “la fiscalidad es el eje fundamental para desarrollar las políticas sociales. Por eso, esta materia va a ser uno de los puntos centrales de nuestras reivindicaciones en el nuevo año, en la exigencia de un sistema fiscal más justo y equitativo. Si no somos capaces de situar la fiscalidad en el lugar que le corresponde, no podremos asegurar unas políticas sociales justas”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones en la clausura de las jornadas sobre justicia social y fiscalidad organizadas por UGT, donde ha señalado que “todos los ciudadanos tienen que contribuir a la Hacienda Pública, incluidas las empresas. Es necesaria una mayor pedagogía, porque si no tenemos un sistema fiscal justo no viviremos en un país justo”.

En este sentido, ha considerado que “la globalización está sustituyendo las libertades de los ciudadanos por los intereses de los mercados. Las multinacionales ya plantan cara a los gobiernos y se generan paraísos fiscales para sus propios beneficios”.

“Hay que reequilibrar el sistema”, ha asegurado. “Venimos denunciando estas situaciones de desigualdad tanto a nivel internacional, a través de la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES), como en nuestro país, donde el Gobierno debería exigir una mayor tributación a las multinacionales que operan dentro de nuestras fronteras”.

Pepe Álvarez ha demandado también “más recursos humanos y económicos para la Agencia Tributaria. Se necesitan 10.000 empleados más en este organismo en los próximos diez años. No es un gasto, sino una inversión; y una mayor autonomía para la Autoridad Fiscal. Actualmente, los sistemas fiscales están muy cerca del poder político, y eso se debe terminar”.

Además, el Secretario General de UGT ha reclamado “luchar de manera urgente contra el fraude fiscal. No debe haber diferencia entre los pequeños defraudadores y los grandes, cualquier fraude es un acto grave contra nuestro sistema”.

En este sentido, ha manifestado que esta situación tiene “mucho que ver con la escasa cultura fiscal que existe en España. Se han generado 80.000 millones de euros de fraude fiscal y ha sido gracias a la permisividad de las Administraciones Públicas”.

-----------------sigue leyendo después de ver el vídeo----------------

Fiscalidad internacional y de la UE

En la segunda sesión de las Jornadas, el Secretario de Política Internacional de UGT, Jesús Gallego, ha analizado la fiscalidad internacional y de la Unión Europea donde ha subrayado que “en un mundo global, o mejor dicho, en un mundo en el que el capital es global, parece lógico que los asuntos fiscales no puedan tratarse desde una óptica nacional, sino desde un régimen fiscal multilateral que se demuestre efectivo contra la evasión, la elusión y el fraude fiscal, sin embargo, desde nuestro punto de vista, se está haciendo demasiado poco (o nada) para establecer una estrategia justa”.

Conclusiones de la jornada

Antes del acto de clausura, el Secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha expuesto las conclusiones de la jornada, que se está celebrando desde ayer en Madrid, divididas en cuatro puntos fundamentales:

  • 1.- Política fiscal más justa y redistributiva

“Estamos a ocho puntos del PIB de la media de ingresos públicos de los países de la zona euro y a casi cinco puntos del PIB de la media de gastos públicos de esta área. Hay margen más que suficiente para garantizar unos servicios públicos adecuados”, ha afirmado Pino.

Por ello, “es preciso un sistema impositivo que garantice un nivel de ingresos adecuado para cubrir los gastos necesarios. Hay que reformar nuestro sistema para hacerlo suficiente, justo, equitativo y progresivo, para garantizar que cubre los gastos necesarios, grava todas las rentas de forma igualitaria y que pagan más quienes más tienen, junto con una clara y decidida lucha contra el fraude fiscal”.

  • 2.- Tributación más equitativa que cierre la brecha salarial

España es el país de la OCDE que más ha crecido en desigualdad desde el inicio de la crisis y el segundo de la UE en el que más ha crecido la distancia entre las rentas altas y bajas. Durante 2015, el patrimonio de los 20 españoles más ricos, el 1% de la población, aumentó un 15% frente al otro 99% de la población que vio como sus ingresos disminuían en la misma proporción.

“Nuestro sistema recauda mucho por IVA e IRPF y poco por el Impuesto de Sociedades. Además, las grandes multinacionales en España tributan a tipos en torno al 10%. Es decir, son los trabajadores los que suportan la mayor parte de la carga tributaria estatal”, ha denunciado.

Por ello, ha reclamado más recursos para “establecer un volumen de ingresos suficiente y estable y poner al sistema tributario al servicio de una política económica eficiente, que incentive el crecimiento económico sostenible”.

  • 3.- Es necesaria una mayor cultura fiscal

“En España falta cultura fiscal. La defraudación tributaria no está suficientemente penalizada socialmente. El 45% de la población piensa que casi todo el mundo engaña algo al pagar sus impuestos y la Administración ya cuenta con ello, y el 72% piensa que si la gente no engaña más a Hacienda es por miedo a una revisión”, ha señalado.

Hay que acabar con esto “mediante una mayor transparencia y racionalización del gasto, para que los fondos se destinen de una forma adecuada y sin desviaciones; una mayor ejemplaridad de los poderes públicos, evitando las puertas giratorias y eliminando los rescates del Estado a empresas privadas mal gestionadas. Tolerancia cero con este tipo de conductas”. Además, “es necesaria una mayor educación y concienciación colectiva, educando en la responsabilidad tributaria desde las escuelas; y dotar de mayores recursos materiales y económicos a la Agencia Tributaria para hacerla más organizada y eficiente, mediante la aprobación del Estatuto Orgánico de dicho organismo”.

  • 4.- Cambios en Europa

Gonzalo Pino ha denunciado que “nuestra política fiscal viene en gran medida determinada por lo que se decide fuera de nuestras fronteras. De hecho, las recomendaciones en materia fiscal de las instituciones europeas están impregnadas por la lógica que nos ha traído a esta situación”.

La competencia fiscal entre países es un sinsentido que genera competencia desleal en materia fiscal. Por ello, “es necesario alcanzar un acuerdo para gravar, sobre una base común, los beneficios empresariales, luchar decididamente contra los paraísos fiscales y avanzar en la armonización del IVA, además de seguir desarrollando la implantación común de un impuesto sobre las transacciones financieras. Todo ello con el fin de avanzar hacia la tan necesaria Unión Fiscal Europea”.

FeSMC-UGT. Avenida de América, 25 - 8ª planta
SMCUGT UNI UGT Confederal ITF IUF-UITA-IUL ugt